abril de lluvia y de gris

Elevado casi al final de la Avenida Cervantes el Palacio de Quinta Alegre ofrece tambien en días grises un juego de colores y tonalidades que resultan irresistibles para Besarse en Granada